Llegada la primavera, es el momento prefecto para disfrutar de la temporada de pesca al curricán. Una de las mejores formas de disfrutar de esta modalidad es con velero. Con la pesca al curricán en velero, podremos disfrutar tanto de este estupendo deporte, como de la tranquilidad de estar en el mar. Por ello, en este artículo, queremos daros todas las claves para practicar la pesca al curricán en velero y disfurtala al 100%

¿Qué es la pesca al curricán?

Este tipo de pesca, conocido también como trolling, es una de las más practicadas por los amantes de la pesca marítima, aunque también se practica en aguas fluviales o embalses. Esta técnica consiste en tirar la línea de pesca al agua, en este caso desde un velero, aunque puede practicarse desde cualquier tipo de embarcación, y de esta forma arrastrar el apareja detrás de nosotros. Para la pesca al curricán, se utilizan señuelos artificiales tipo excitadores de curricán, con mucho colorido para llamar la atención de los peces depredadores.

El tipo de pesca al curricán desde el velero es de tipo pesca de fondo, donde podemos capturar piezas de tamaño grande y pesadas. Para estos casos es importante usar los plomos adecuados para acceder a las profundidades necesarias. Aunque los hay, que hacen uso de profundizadores, eléctricos o manuales, para llegar de forma más precisa a las profundidades del mar y capturar piezas como pargos, besugos, morrajas…

¿Qué se necesita para pescar al curricán desde velero?

Para comenzar, es importante utilizar equipos de pesca adecuados para el tipo de captura que estemos buscando. Esto es una de las claves de éxito.

Uno de los equipos más importantes para este tipo de pesca al curricán en velero, es la caña de curricán, que cuenta con una resistencia entre 12 y 30 libra. Se necesita cañas de pescar ligeras con anillas de rodillo para poder detectar fácil y rápidamente la picada. Al tratarse de una pesca de fondo, necesitaremos un poco más de potencia, resistencia y longitud para poder sostener las presas.

También es importante prestar atención a los carretes de curricán. Los mejores para la pesca al curricán son los carretes multiplicadores de bobina giratoria, que son fuertes y resistentes para el curricán de fondo, con el que capturar grandes piezas. Este tipo de carretes de pesca, cuentan con bobinas de gran tamaño, con capacidad de muchos metros de hilo, las distancias en este tipo de pesca pueden alcanzar hasta los 500 metro. Por ello, muchos pescadores prefieren los carretes eléctricos.

En cuanto al hilo de pesca para curricán de fondo en velero, este debe ser resistente y grueso. Por ello, la mejor opción es el hilo trenzado. Pero si lo que buscas es ganar en profundidad, lo mejor es el dacrón plomado. Por último, los señuelos pueden ser tanto naturales como artificiales.

Si tienes dudas acerca del material de pesca que necesitas para pescar al curricán desde el velero te aconsejamos contactar con la tienda de pesca Megapesca2, dónde podrán asesorarte dependiendo de las especies que prefieras pescar y el presupuesto del que dispongas para el material de pesca.

¿Cómo pescar al curricán desde velero?

Cuando el mar se presenta un tanto alterado, cualquier tipo de señuelo que se emplee en la pesca, es efectivo. Sin embargo, cuando la mar está en calma o su velocidad es menor, es más recomendable utilizar señuelos lo más realistas posible, en forma y movimiento.

El momento perfecto para largar lo aparejos es cuando el velero tenga una velocidad igual o superior a los cuatro nudos, alejando los señuelos unos 20/30 metros de la popa, aprovechando las turbulencias y la estela, que el propio motor genera en el agua. Es importante regular los frenos de los carretes y sujetas las cañas con un cabito de seguridad. Es recomendable recoger los aparejos cada cierto tiempo, para comprobar y asegurarnos de no se han enganchado algas, plásticos o ramas en el señuelo.

Una vez pique, es necesario ir apretando poco a poco el freno y recuperar lentamente el aparejo, dándole vueltas al carrete. También, debemos ser conscientes de cuándo es necesario cortar la línea y darnos por vencidos ante la captura, antes de que nuestro equipo de pesca salga mal parado. En función del tamaño de la captura, el forcejeo y acercamiento de este al velero, puede durar varios minutos y necesitar de mucho esfuerzo en los brazos. De hecho, en muchos casos, es aconsejable reducir a 3 nudos, nunca por debajo, la velocidad de nuestra embarcación para poder controlar el forcejo con la captura.

¡Esperamos que con todas estas indicaciones y recomendaciones os animéis a disfrutar de un estupendo día de pesca al curricán con alguno de nuestros veleros de alquiler en la Costa Brava!